Masterizar: el último «toque» antes de duplicar tu CD.

Masterizar, el último "toque"antes de duplicar

Masterizar, el último "toque"antes de duplicar

Como supongo que sabrás, el proceso de duplicación de CD es el último paso para conseguir un CD impactante. Sin embargo, incluso antes de considerar la posibilidad de enviar un CD al proceso de duplicación, debes asegurarte de que todo encaja de manera correcta. Incluso si trabajas con un estudio de grabación casero, debes encontrar la calidad adecuada y el equilibrio sonoro del CD. Y esto solo lo conseguirás sabiendo cómo debe ser un sonido de alta calidad y cómo supervisarlo todo correctamente para obtener la mejor calidad de sonido de tu CD antes del proceso de duplicación. Debes controlar hasta el último detalle.

Lo primero que te aconsejo es que entiendas que la fase de grabar los instrumentos no es el final del proceso, incluso si sólo vas a hacer algunos CD's. El proceso de realización de un trabajo de audio pasa por las fases de grabación, edición, mezcla, pre-mastering y masterización final. Una vez que llegues a la etapa de masterización, tendrás que comprobar si toda la instrumentación está equilibrada. Esto incluye no sólo el equilibrio, sino que también está relacionada con el nivel de volumen que debes mantener durante todo el CD y la consistencia de una canción u obra a otra. Cada tema musical ya debe tener la mezcla y equilibrio oportuno. A partir de éste punto, tienes que asegurarte de que el volumen general y el equilibrio del sonido están ajustados correctamente.

La manera de comprobar si una masterización es correcta se reduce a aspectos técnicos que te indicarán que todos los instrumentos se normalizan en la misma frecuencia y equilibrio entre altos y bajos. Esto significa que la parte del bajo debe estar en un nivel de volumen coincidente con los niveles de los sonidos más agudos, como la voz o guitarra. Al escuchar tu trabajo con la suficiente atención, deberías ser capaz de decir si está demasiado alto o bajo, si tiene un equilibri sonoro adecuado, etc. Siempre debes encontrar la fórmula que te ayude a mezclarlo todo correctamente y que se resume en que todo combine muy bien. Esto no es sólo para una canción o para un conjunto de instrumentos puntual. Es algo que es imprescindible que compruebes para obtener coherencia en todo el CD.

Si deseas un acabado profesional para tu trabajo, una de las partes del proceso de consecución del mimso radica en decidir que estudio de audio vas a contratar para tu masterización, según el tipo de música de que se trate. Por lo general, los estudios profesionales disponen de software masterización de alta calidad con configuraciones que se pueden personalizar para conseguir el equilibrio adecuado en cada una de las pistas de tu CD. Esto dependerá del nivel de volumen, combinado con los niveles utilizados en la industria. Por ejemplo, la música rock tendrá un volumen notablemente más fuerte que la música clásica. Comprender éstas diferencias y cómo ajustarlas te ayudará a que tu música suene mejor en el proceso final. Este punto en particular es crítico y se deben observar con detenimiento los estándares de la industria referentes al tipo de música en cuestión.

Una vez en plena faena, el sistema de monitorización (monitores o auriculares de calidad) nos indicará cómo debe ser el equilibrio del sonido, para hacer un master impactante. Esto es lo que te permitirá saber lo que realmente pasó en el estudio de grabación. Tendrás que tomar la copia resultante y escucharla en todas las partes que puedas. Desde tu equipo estéreo, tu equipo estéreo del coche o el ordenador. Todo sirve como área de prueba para asegurarte de que todo suena bien. Debes escuchar cada pista y asegurarte de que su volumen sigue siendo el mismo que las demás y que todos los instrumentos están equilibrados de forma correcta .

Una vez hecho esto, serás capaz de decir exactamente lo que interesa. Esto significa que podrás ajustar el volumen en algunas de las canciones, cambiar el volumen o la mezcla de todas las canciones o aclarar algunos de los sonidos a través de la compresión y ecualización de la mezcla que se está trabajando. La idea en este punto es que todo el CD se encuentre al mismo nivel de volumen. Si escuchas algo que está fuera de plano sonoro, sencillamente debes ajustarlo.

El resultado final es que tendrás un CD que equilibrado, no sólo en cada canción, sino a lo largo de todo el CD. Tu música va a obtener un sonido profesional y podrás lucir tu trabajo entre tus fans. Ahora es el momento de llevar tu trabajo a duplicar, porque vas a duplicar algo que tiene el toque de masterización adecuado.

Publicado en Editoriales y etiquetado , , .

Rafa Monllor

Técnico de sonido especializado en grabaciones de música de bandas.
Me apasiona mi profesión y me siento un privilegiado por poder dedicarme a ella. Por eso pongo todo el empeño en conseguir la máxima calidad de sonido en tus grabaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.